Jueves 21 de Junio de 2018
|
|
farandula
|
Réquiem para un difunto que se llamaba el Cuco, que se quedó sin cuca
Jan 22, 2015 | Fuente y/o Autor: Merengala.com
Réquiem para un difunto que se llamaba el Cuco, que se quedó sin cuca
Nos habían dado instrucciones de no escribir nada sobre el sorprendente merengue que ha grabado Toño Rosario, en el entendido de que con ello lo que procura es llamar la atención, y hacer foco sobre él, ya que no puede lograrlo dentro de los parámetros lícitos y artístico, pues hace tiempo que a esta caricatura de merenguero se le fue el tren, y ahora pretendidamente es"galáctico".

Pero, nos han dicho, con justificada razón, que si crucificamos a Amara Negra por su abyecta propuesta de sentina, por qué motivo tenemos que dejarle pasar su despropósito y vesanía a Toño, como si tuviéramos victimas propiciatorias favoritas.

Lo de Toño Rosario con su vulgar adefesio titulado "Mamar la Cuca", no es más que la expresión de la desesperación de un artista que hace mucho tiempo perdió el Norte, el favor y el fervor del público, al que no le queda otra cosa que recurrir a tratar de llamar la atención, a como de lugar, aún sea abandonando los principios morales que le inculcaron en familia, de la cual no hay que olvidar, siempre ha sido la oveja negra, en todo el sentido la palabra, si recordamos aquellos aciagos días de su postración a las miserias humanas.


(Arrogant, megalomaniac, excessive and sometimes vulgar).

Se puso por detrás de los más asqueantes intérpretes urbanos, renegando con ello de un pasado de merengues,
valorables, algunos de letras hermosas, ritmicos, acompasados, pícaros, para sumergirse en el oprobio y la sin razón de la vulgaridad y el lodo barrial, al escoger, por preferencia, navegar por la cloaca de los desperdicios.


(There was not even the pretext of a good performance; rather, hisvulgar act only aimed at being a cheap, barroom joke).

Como mujer que se respeta, me propongo nunca más acudir a un baile de Toño Rosario, para no estar cerca, y por el temor a contaminarme, de los desperdicios eructables a los que él alucinogénico galáctico llama merengues.

Acaba con ello, Toño, de firmar su partida de defunción como artista, en el momento preciso en que desaparece lenta e inexorablemente como fitgura influyente del merengue.


Descanse en paz, en su estercolero, quien en vida se llamó Toño Rosario, alias El Cuco.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.