Miércoles 17 de Octubre de 2018
|
|
farandula
|
Teoriza en torno a lo que le hace falta al merengue
Jan 17, 2015 | Fuente y/o Autor: Merengala
Teoriza en torno a lo que le hace falta al merengue
En días pasados alguien escribió sugiriendo que se encontraba muy rápido los arreglos musicales del señor Henry Jiménez (ex Homboys, arreglista de Milly Quezada y Miriam Crúz entre otros) lo que motivó una carta de respuesta de él, y el correspondiente cruce de opiniones tal y como nos tiene acostumbrado el Maestro Cáceres en este medio.
Una de esas opiniones indicaba (que a su juicio) la rapidez de los arreglos actuales influía en la desconexión del ritmo con las nuevas generaciones, otros indicaban que más que el ritmo, la falta de letras apropiadas, representa el principal problema de lo que se ha denominado como la crisis del merengue.
¿La falta de ritmo o la falta de letra?, ¿Cual creen ustedes que tenga el mayor peso en este dilema? Una comida bien presentada es saludable a la vista y por lo general anima a darle una probadita; una canción con una letra romántica, dulce, bonita anima a escucharla, pero es indudable que una canción (en este caso un merengue) con un buen ritmo anima a bailarle.
Luego de la caída del régimen de Trujillo, se produjo una apertura general en la sociedad dominicana, las bellas artes, no estuvieron ajenas a este proceso. A Johnny Ventura y su Combo Show, se le atribuye iniciar el movimiento que acelera el ritmo del merengue, incluyendo nuevos acordes y variaciones rítmicas en las grabaciones a partir del final de los años 60 y comienzos de los 70s.
Wilfrido Vargas y los Beduinos, a partir del 1972, se incorporan a esta modalidad, agregando más velocidad al ritmo y nuevas letras, constituyéndose ambos grupos en los principales estandarte del merengue por las próximas dos décadas.
Ahora bien, paralelo a estas dos principales orquestas, irrumpen en el escenario otros grupos dirigidos por músicos de excelente formación académica, que si bien es cierto, no alcanzaron la popularidad astronómica de Johnny y Wilfrido, es innegable que disfrutaron de una buena cuota de público, logrando en algunas ocasiones arrebatarles primeros lugares con sus producciones a estos dos pilares del merengue popular.
Es precisamente este grupo de orquestas a las cuales creo que habría que reconocerle como la generación que inició el merengue de calle. El Negrito Truman y su combo Los Modernos, irrumpe en el escenario artístico a partir del 1969. Graba con mucho éxito temas como "El sabroso guaguancó" (salsa), "La virgen lloraba" (salsa) y varios merengues tales como: "El palo ensebado", "La cúcara", "Mi navidad", etc. Hasta que logra el éxito de todos los tiempos titulado El papelón,Victor Irizarry y su orquesta, logra varios éxitos durante la década de los 70's y principios de los 80's tales como: "Recuerdos", "Llévame contigo", "La chancleta", "El burro", "Virgencita del consuelo", "Son los nervios", etc., y los súper clásicos "La soga" y "La abejita colorá",Cheché Abreu y sus Colosos del Ritmo, se mantuvo vigente durante las décadas de los 70's y 80's pegando éxitos uno tras otro, "Llegó la mañana", "Raquel", "Qué le parece vieja", "La masacre" (salsa), "Morenita ven", "El Mangué", "El Very Well" y el súper éxito de todos los tiempos "La Negra Pola",Otros protagonistas de la época los fueron: Tatán Jiménez y la Gran Orquesta, Rafael Solano y los Caballeros Montecarlo y Joseíto Mateo y su Combo etc., los cuales a diferencia de las orquestas mencionadas anteriormente, se mantuvieron influenciados por la orquestación propia de épocas anteriores (orquestas era de Trujillo) pero también, de vez en cuando apelaron al refranero popular para grabar canciones logrando éxitos como: "Este es tu País", "El ventu" (Tatán Jiménez), "Siña Juanica", "Manolao" (Rafael Solano) "La patrulla", "Mujer cariñosa" (Joseíto Mateo), entre otros.
Si ustedes escuchan las letras de "El papelón", "La soga", "La Negra Pola", "Siña Juanica", "El ventú", "Mujer Cariñosa", etc. verán que las podremos calificar desde insulsas, sin sentido, flojas (y hasta machistas como el caso de "La soga"), pero es innegable que en todos esos merengues se observa un ritmo cadencioso, que resulta tentador para todo aquel que disfrute bailar un buen merengue.
Es por eso, que soy de los que se apuntan a la teoría de que uno de los principales problemas de la desconexión generacional del merengue es la falta de un ritmo que encante y enamore al bailador. El merengue es música para bailar (si viene reforzado con buena lírica, mejor) por ello, del encanto de su ritmo depende su permanencia. ¿Recuerdan ustedes cuando Fernando Villalona grabó en merengue El Concierto de Aranjuez?. ¿Cuantas veces se ha bailado esa excelente pieza la cual no posee letra? ¿Cuantos de Ustedes (amables lectores y lectoras) soportan bailar un set de merengue solo con música de Rinal klen, El Sujeto, Tito Swing etc.? No sé... a lo mejor será que me estoy poniendo viejo (49) pero yo no lo soportaría.

Saludos

Luis R. Jiménez.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.