Jueves 13 de Diciembre de 2018
|
|
internacionales
|
La Navidad en algunos países de Asia, África, Europa del Este y el Caribe.
Dec 26, 2017 | Fuente y/o Autor: Diariolibre.com.do
La Navidad en algunos países de Asia, África, Europa del Este y el Caribe.
SANTO DOMINGO. La celebración de la Navidad forma parte de la cultura de muchos países, diría que de la mayoría de los países del mundo. Excepto países como Arabia Saudita, Somalia, Brunei, la antigua república soviética de Tadzhikistán. Y claro que no podía faltar Corea del Norte, donde el dictador Kim Song Ung prohibió una vez más la festividad de la Navidad, para celebrar de manera exclusiva el natalicio de su abuela Kim Song Suk, esposa de su abuelo Kim Il Song, con quien tuvo tres hijos, uno de ellos Kim Song Il, padre del actual déspota.

En 2014, cuando las autoridades de Corea del Sur intentaron levantar un árbol navideño en la frontera de ambos países, el líder norcoreano lanzó amenazas de guerra a sus vecinos sureños y evitó que se colocara el árbol. Se estima que entre 50 mil y 70 mil católicos se encuentran encarcelados en el país más represor del planeta.

Pero veamos como se asume en otros países distantes de nuestra geografía, y otros muy cercanos.

Rusia

Este 25 de diciembre en Rusia se trabaja normalmente. La Navidad (Rozdestvó) se celebra el 7 de enero. Esto porque hace cien años, cuando la Revolución de Octubre, los bolcheviques quisieron arrasar (y lo hicieron) con todo lo anterior. Pedro el Grande o Piotr I fue el que introdujo en el país el concepto de Navidad como se celebra en el Occidente. Y hasta esa fecha los rusos la celebraron como Dios manda, el 25 de diciembre.

Lenin y los revolucionarios introdujeron el calendario gregoriano, que para entonces era el que se utilizaba ya en Europa. Sin embargo, la cúpula de la Iglesia Ortodoxa rusa, se mantuvo fiel al calendario juliano, que lleva 13 días de retraso. Por lo tanto la Nochebuena en Rusia se celebra el 7 de enero. Y ese es el día en que sale Died Moroz (Abuelo de Hielo), siempre acompañado por Zneguraschka (la Doncella de las Nieves).

A pesar de que el régimen soviético sobrevivió del 1917 al 1990, siempre en algunas familias se celebró la Navidad el 25 de diciembre, sobre todo en familias devotas del catolicismo o inconformistas con el régimen soviético, a la vez que tomó fuerza el Novy God o Año Nuevo con el árbol lleno de bolas y brillos, y las siempre maravillosas celebraciones con fuegos artificiales a las 12:00 de la noche.

Pero la Navidad verdadera se celebra el 7 de enero.Japón

La Navidad es una fecha especialmente romántica para los japoneses, gente dada a copiar del Occidente las festividades y acomodarlas a su conveniencia. El 25 de diciembre no tener una cita en pareja es tomado casi como un fracaso personal.

Restaurantes y calles se llenan de parejas dispuestas a celebrar el amor en la Navidad, paseando bajo las luces navideñas, comiendo en algún buen restaurante, haciéndose regalos más o menos caros, etc.

En la tradición japonesa existe un personaje gemelo con Santa Claus, se trata del monje budista Hotei-osho, uno de los siete dioses de la buena suerte, que también reparte regalos a los niños que se han portado bien, lo cierto es que Santa Claus le ha ganado la partida en los últimos años.

Esta Navidad, como las demás, Santa Claus está en todas partes. En 2009 en Osaka comenzó a popularizarse la “Osaka Great Santa Run”, una carrera benéfica de 4 kilómetros en la que los participantes van disfrazados de Santa Claus.

Otra característica es que se ofrece un dulce conocido como Christmas Cake, un empalagoso pastel de nata y fresas, que comen los enamorados.Sudáfrica

Sudáfrica es un país enorme con una gran mezcla de culturas y religiones y 11 lenguas oficiales. Y entre tantas diferencias hay algunas cosas comunes, como la Fiesta de Navidad el 25 de diciembre, en el que se va a la iglesia para conmemorar el nacimiento del Niño Jesús.

El día 25 se pasa en familia y en compañía, disfrutar de los regalos que se colocarán en la base del árbol de Navidad. Posteriormente, se realiza una fiesta que durará hasta bien entrada la noche, ya que el 26 es fiesta nacional y se puede utilizar para descansar.

El árbol de Navidad sudafricano consiste en alambres y ornamentado con símbolos autóctonos, usando otras creencias del país, como muñecos zulus y símbolos Ndebeles.

Al día siguiente se celebra, al igual que en Inglaterra, el ‘Boxing Day’. Un momento especial del año dedicado a las donaciones de todo tipo, desde juguetes y ropa hasta repartición de comida entre los más necesitados. Actualmente, a esta tradición se la conoce como ‘Día de la Buena Voluntad’ o ‘Día del Entendimiento Mutuo’.

La Navidad en algunos países de Asia, África, Europa del Este y el Caribe
Cuba

La Navidad es algo reciente en Cuba. Ahora aparecen fotos con Papa Noel o Santa Claus por ciertas calles del Barrio Chino o de La Habana Vieja. Después de haber sido prohibida y por lo tanto marginada de manera obligatoria de la cultura cubana por casi medio siglo, regresó en 1998 con la visita oficial del Papa Juan Pablo II, ocasión en la que el gobierno cubano como gesto de buena voluntad hacia el Sumo Pontífice, otorgó a los cubanos de la Isla el 25 de diciembre como día feriado.

La última Navidad la vi de niño en Camagüey, en la bodega (colmado) de mi abuelo David, cuando en 1966, llamaba a mi abuela Margot para que fuese a buscar ¨este niño, que me está robando las avellanas y las nueces¨. Y yo salía corriendo hacia el patio con los bolsillos del short llenos. La bodega estaba llena de turrones y de cajas de manzanas y peras, de uvas y botellas de sidra y vino tinto. Recuerdo el cerdo asado en púa, quizás el más importante representante de ese festejo en el imaginario nacional. Ese fue el último Arbol de Navidad, y la última celebración que recuerdo en mi familia.

En 1967 nacionalizaron las bodegas y en 1969 prohibieron terminantemente la celebración de las Navidades por ser algo que distraía la atención de la población de la meta por alcanzar los diez millones de toneladas de azúcar para ¨salir del subdesarrollo¨, que tampoco se lograron.

Mi generación creció pensando que las Navidades eran cosas de la burguesía. Pero como sucedió en Rusia, en muchas familias cubanas de una forma u otra se celebraba la Navidad de las puertas hacia adentro. Como hacían Laubel Castro y Manolo Tillán, quien acaba de morir hace pocas semanas en Manzanillo, sordo y pobre, después de haber sido de clase media alta y ser dueño de una tienda de ropas... hasta el año 67, cuando fue nacionalizada. Familias como la de ellos guardaron por décadas los últimos arbolitos, las últimas guirnaldas y las atesoraron como secretos familiares, en el fondo de los armarios de cedro.

Celebrar la Navidad era algo no bien visto por las autoridades. Esa ojeriza llega hasta ahora, en que está prohibido que en las instituciones oficiales se pongan árboles de Navidad, igual en las tiendas de venta en divisa que pertenecen a empresas estatales.

Pero la alegría es algo que nunca se ha perdido.

La Navidad sigue siendo algo reciente, pero ya es consustancial a buena parte de las nuevas generaciones y a los de las viejas generaciones que son más lerdos en cambiar la manera de pensar. Ahora los Papa Noel o Santa Claus bailan y cantan reggaetón.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.