Viernes 20 de Octubre de 2017
|
|
nacionales
|
Piano bar, un concepto desplazado por la música urbana y los karaokes.
Jul 02, 2017 | Fuente y/o Autor: Muriel Soriano-El Caribe.
Piano bar, un concepto desplazado por la música urbana y los karaokes.
El concepto que unió la música romántica, artistas y seguidores en las décadas de los años 60 y 70, ya no goza de popularidad , ha sido desplazado por el karaoke y ritmos actuales.
Los piano bar, ese espacio considerado en una época como el ideal para disfrutar una noche romántica y degustar una bebida al ritmo de música suave y una amena conversación, ha perdido su esencia.

Lo que durante varios años fue la casa de románticos y bohemios, según coinciden el empresario artístico Raphy De Óleo y el comunicador Joseph Cáceres, ha variado tanto que prácticamente no existe.

Según recordó el reconocido periodista, el concepto de piano bar definió lo que fue la vida nocturna en las décadas de 1960 y 1970 por ser establecimientos de intimidad. Operaban durante toda la semana, lo cual era uno de sus mayores distintivos, y el público acudía a divertirse y disfrutar de presentaciones que incluían a un pianista en compañía de un artista o cantante.

“Eso ha variado mucho. Ya realmente tú no encuentras un verdadero piano bar, un lugar donde puedas participar con un pianista a la usanza de antes. Todavía existen las bohemias, pero sin el concepto de aquellos tiempos”, dijo Cáceres en conversación con elCaribe.

Según explicó, esto se debe a que la canción popular romántica entró en un declive total, añadiéndole a esto la repercusión del karaoke, que también atrajo al público amante del concepto del piano bar. Para esa época, narró, hubo un auge de artistas como Fernando casado, Niní Cáffaro, entre otros, que sustentaban estos establecimientos en la ciudad de Santo Domingo y hasta tenían participaciones fijas en los principales programas de televisión nacional. “En la medida que fue desapareciendo la canción romántica, los intérpretes románticos se fueron extinguiendo del mismo medio. Esa cantidad amplia y diversa de cantantes románticos que había y la misma vida nocturna, cambiaron con la evolución que ha tenido el arte. Ya no se ven cantantes románticos, la música urbana y la de las discotecas influyeron, porque entonces dejó de alimentarse y de tener motivación y establecimientos, porque, ¿a quién se iba a presentar? Se entró en una fase de decadencia con el género romántico, el cual también ha pasado a un plano secundario y terciario”, detalló el comunicador Joseph Cáceres.

Recordó, además, algunos de los principales piano bar que existieron en la República Dominicana entre 1960 y 70, entre ellos, el Napolitano, hoy convertido en un hotel de la ciudad capital. Este lo describe como “un verdadero centro de efervescencia”, donde llegaron a actuar artistas como Ángela Carrasco, Rhina Ramírez, Cecilia García, Fausto Rey y Ednita Nazario, entre otros, acompañadas de maestros como Manuel Sánchez Acosta y Alejandro Dandrades. “Y además te podías encontrar con un Freddy Beras Goico animando y participando, formando parte de las carteleras que se organizaban”, otro concepto que está extinto, según consideró Cáceres.

Otros estuvieron en Plaza Naco, el Embassy Club del hotel El Embajador y el Bar Las Palmas del hotel Santo Domingo. El empresario artístico Raphy D’ Óleo agregó otros, como Intramuros y El piano bar de Don Guillermo, ambos ubicados en Ciudad Nueva.

D’ Óleo explicó que actualmente esta temática se ha convertido en el refugio que necesitan la mayoría de los artistas “de segunda categoría”, o que no necesitan grandes escenarios, para realizar presentaciones pequeñas. Además, aseguró que lo que se conoció como “piano bar” actualmente se ha convertido en “Piano lounge”, una mezcla de “piano bar” y “bar lounge”.

Otras de las características de éstos, radica en que son lugares pequeños, donde se presentan artistas románticos y no se cobra entrada. “Creo que en los años 90 empezó a cambiar eso, porque a finales de esa década fue que los negocios grandes empezaron a cerrar. Ahí se disminuía la oferta local para diversión y aumentaba la de artistas”, precisó.

Los que quedan

Aunque su esencia se ha perdido, entre de los establecimientos que operan buscando acercarse al concepto de piano bar que se estilaba en años pasados, están los restaurantes La Terraza Grill, Chaplin y Ciao; los hoteles Barceló, antiguo Lina, Inter-Continental, antiguo V Centenario, Crown Plaza y Sheraton; y los clubes de recreación Casa de España, Naco, Arroyo Hondo, Banco Central y Banreservas.
Los artistas lo mantienen vivo
Según explicaron el comunicador Joseph Cáceres y el empresario artístico Raphy De Óleo, artistas como Diomary La Mala, Yohanna Almánzar, Mabel de León, entre otras, se han popularizado como cantantes bajo el concepto de piano bar, que actualmente son más que eso, “noches bohemias”.

Cáceres resaltó que ese mundo se presta para mantener a esos cantantes, y continuar siendo fuentes de entretenimiento y trabajo.


“Esa camada de artistas nuevos han tenido éxito en ese tipo de negocios que de otra manera no hubiesen tenido quizás la oportunidad”, agregó D’ Óleo.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.