Lunes 18 de Junio de 2018
|
|
farandula
|
Historia del merengue.
Aug 15, 2016 | Fuente y/o Autor: Euclides Gutiérrez
Historia del merengue.
En múltiples ocasiones, con mucha atención he escuchado a compañeros, amigos, relacionados y una numerosa cantidad de lectores de “Crónica del Presente” que nos hacen sugerencias, no solamente de los temas que debemos tratar sino también en la forma que deben ser desarrollados dadas las condiciones limitadas de la columna, que debemos reconocer y agradecer que se publica en las páginas editoriales de este importante vespertino que es, incuestionablemente, un periódico bien diagramado y bien hecho.

Entre los temas que nos solicitan, además de los políticos, que son desde luego los que más veces reflejan los matices de la personalidad del autor, están los históricos y los culturales. Y sin humildad ninguna, porque el autor de la columna no es humilde, nos sentimos profundamente complacidos de los elogios que recibimos.

Conversando con José Antonio Molina, el hijo de Josefina y Papa, excelente músico y actual director de nuestra Orquesta Sinfónica Nacional, recordamos así a grandes rasgos que los mejores trompetistas dominicanos eran en su mayoría mocanos, o sea, oriundos de la provincia Espaillat, particularmente de su municipio cabecera.

Le decíamos a José Antonio que en el registro de nuestra memoria quedaba el nombre de Asarías Pacheco, alias Talía, como el primer gran trompetista mocano que tocaba en la orquesta Lira del Yaque, de Luis Alberti, y que ese trompetista excepcional había desaparecido y enterrado en el olvido.

Después de Talía Pacheco estaba Cuto Estévez, tío del papá de José Antonio y compositor de esa hermosa canción, aureolada de una tragedia pasional cuyo verdadero titulo es “Sortilegio” y que después le engancharon el nombre de “Todo me gusta de ti”.

Después de Cuto Estévez comenzó a destacarse Gregorio Rivas, alias Goyo, quien se integró a la orquesta de Luis Alberti en la década de 1930, siendo durante muchos años la primera trompeta de la orquesta y luego subdirector suplente de Luis Alberti, en 1959, cuando éste se retiró por quebrantos de salud.

Más tarde ingresó Cecilio Comprés que, a juicio nuestro, es el mejor trompetista dominicano de todos los tiempos. Había participado en varias orquestas y luego vino a tocar en la de Luis Alberti cuando ya tenía el nombre de “Generalísimo Trujillo”, y si no estamos mal informados, es el trompetista que ejecuta ese extraordinario solo en esa pieza singular, realmente rítmica, excepcional, que se titula “EL Martiniqueño”.

Cecilio Comprés se ausentó de nuestro país hacia Venezuela integrado a la orquesta Billo’s Caracas Boys de Billo Frómeta, que era la orquesta de música popular con mayor aceptación e importancia de Venezuela. Con la orquesta de Frómeta interpretó en ritmos populares piezas excepcionales en la que se lucía como ejecutante de la trompeta.

Después de Talía Pacheco, Cuto Estévez y Goyo Rivas, aparecieron en el firmamento musical de Moca dos excelentes trompetistas: José Antonio Molina (Papa) y Leoncio Saint Jean; el primero, así muy lejos en el registro de nuestra memoria, lo recordamos allá por el año de 1941 en Moca cuando fuimos a vivir con nuestra familia al ser nuestro padre trasladado a esa ciudad desde el municipio de Sánchez, que era en ese entonces el puerto más importante de toda la región Nordeste y Norte del país. Papa tendría algunos 14 o 15 años de edad y ya era trompetista de la banda de música de esa ciudad, que era de extraordinaria calidad.

Podemos decir que era el inicio de un músico excepcional compositor de bellas canciones, que llegaría a ser, años más tarde, en plena juventud, primera trompeta y luego director de esa orquesta San José que había fundado José Arismendy Trujillo Molina, alias Petán, verdadero mecenas del arte dominicano, aunque a los profesionales del antitrujillismo les moleste la afirmación que estamos ratificando.

La San José fue en aquel momento, junto con la Generalísimo Trujillo, originalmente Lira del Yaque y después Santa Cecilia, fundada y dirigida por Luis Alberti, la síntesis de la extraordinaria y excepcional sensibilidad musical de los grandes ejecutantes y solistas de la música dominicana. A ellas se podría sumar la Orquesta Hollywood que había sido fundada y dirigía Papín Feliú Cabral, magistral pianista de la ciudad de Santiago.

En su etapa inicial la súper orquesta San José fue dirigida por Julio Gutiérrez, pianista y compositor cubano, discípulo de Ernesto Lecuona y más tarde dirigida también por Avelino Muñoz, pianista y compositor panameño, casado con la hermosa caribeña y cantante Silvia de Grace. A Papa Molina, compositor entre otras piezas del bolero inmortal Evocación, el destino le dio la oportunidad de demostrar su categoría como trompetista y director de orquesta acompañando, al frente de la San José, a los más brillantes intérpretes, mujeres y hombres, de la canción hispanoamericana.

Leoncio Saint Jean fue trompetista de la San José y de otras orquestas del país y fue también primera trompeta de la orquesta Sinfónica Nacional a quien el destino se llevó de la vida siendo, en términos de edad, un hombre relativamente joven. Otro trompetista de esa época, arreglista y director de orquesta, fue Héctor de León, Cabeza, que no era mocano, sino de Miches, legendario poblado del este del país.

Cabeza de León dirigió orquestas en La Voz Dominicana y más luego se trasladó fuera del país, viviendo en Puerto Rico y Estados Unidos, en donde se destacó como expresión de la extraordinaria calidad de los músicos dominicanos que ya habían dejado constancia en nuestro país, Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Centroamérica, México y Estados Unidos, de la sensibilidad cualitativa, incuestionable de este pequeño país, “Legendario, veterano de la historia y David del Caribe”.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.