Viernes 22 de Junio de 2018
|
|
internacionales
|
Cierre de negocios en el Alto Manhattan deja a dominicanos sin tranbajo
Jun 28, 2016 | Fuente y/o Autor: mocapresente.net
Cierre de negocios en el Alto Manhattan deja a dominicanos sin tranbajo
MANHATTAN, New York.- Era tan común para la familia dominicana residente en los demás condados, ir de compras los fines de semana o cualquier día, al Alto Manhattan, donde también se encontraba con viejos amigos y familiares, con el tiempo y la recesión económica ha cambiado y se nota con el cierre masivo de importates tiendas , comercios y restaurantes.

La avenida St Nicholas, arteria comercial principal de la comunidad dominicana en el Alto Mahattan, que connota el sentir y vivir del dominicano fuera de su lar natal, se siente agónica al ver como su comunidad languidece en la pobreza, que avanza por la falta de oportunidades y al cierre de los comercios que generaban los empleos.

Son muchos los negocios que han tenido que cerrar sus puertas afectados por la recesión económica, a las altas rentas y a la baja de la oferta y la demanda, que también llevó a la quiebra a centenares de compañías y empresas suplidoras.

Al caminar por la avenida St Nicholas y todo su entorno se nota el cierre de múltiples comercios, tiendas, ferreterias, restaurantes, salones de belleza, barberías y otros establecimientos que dinamizaban la economia de todo el alto Manhattan.

Todo el corredor de esa importante y dinámica arteria comercial, que armoniza el conglomerado social dominicano, ha tenido que ingeniarsela y buscarsela, lo que ha incrementado los pequeños negocios informales y vendedores ambulantes en aceras y esquinas de ese sector.

En todo el trayecto de la avenida y boulevard Juan Pablo Duarte, se nota ese crecimiento de los pequeños negocios y de pulgas, donde se venden todo tipo de verduras, vegetales, habicuela con dulce, ropas usadas y nuevas, juguetes, herramientas, libros, CDs, DVs, electrómeticos usados, en fin toda una dinámica cultural-económica conjugada en un espacio convertido en el corazón de los dominicanos.

Los cambios experimentados en la comunidad dominicana del Alto Manhattan, que no sólo abarca a la avenida St Nicholas, sino todo ese componente de ciudadades y campos que cohabitan y dan sentido de grandeza a la dominicanidad, que cada uno expresa y siente.

La alta renta de los dueños de edificios y corporaciones, para dar pasos al “modernismo” en la zona, se atribuye son los causantes del cierre masivo de negocios y comercios en toda esa área, que en tiempo atrás era una punjante zona comercial.

En el sector de Washington Heights, conocido como el Santo Domingo, chiquito, es el vecindario de los dominicanos del Alto Manhattan, donde el visitante encuentra allí las costumbres, tradiciones y cultura del diario vivir quisqueyano, en una franja de varios kilometros, que lo trae al recuerdo de su propia tierra.

La gentrificación del Alto Manhattan, que es la nueva tendencia ligada al consumo y a la llegada a los vecindarios de habitantes europeos y blancos del centro de los EE.UU. es otro factor a estudiar, que lentamente comienza hacer su presencia.

Ya es común encontrar al dar una caminata turística, no de compra porque no hay dinero, por esa importante arteria comercial de la St Nicholas en el Santo Domingo Chiquito, los letreros que dicen : se rent local comercial.

MOCANOS Y LA ESQUINA DE “CHELITA”

Los mocanos, son los únicos en ese vecindario que tienen una esquina simbólica con el nombre de “Chelita”, y que se convirtió en la esquina obligada de encuentros y tertulias de esa comunidad cibaeña.

Esa popular esquina de la 175 y St Nicholas, mejor conocida como la esquina de “Chelita”, fue el punto de referencia de los mocanos para las décadas de los 80,90 hasta nuestro día. Por allí pasaron importantes figuras de la política, la cultura, el deporte, las artes, para reencontrarse con viejos amigos, y donde se hablaba del acontecer diario de Moca y sus comunidades.

“Chelita” era una especie de Panorama frente al parque Duarte en Moca, pero en la ciudad de New York. Chelita, era una dama mocana, que vivia en la parte baja de la ciudad, específicamente en la calle Sergio Bencosme casi esquina Corazón de Jesús, propietaria de unos los bares más famosos que se recuerde en Moca, muy frecuentado por bohemios y jóvenes de la época, en un ambiente sano y acogedor.
COMENTARIOS
CABINA
PUBLICIDAD
NOSOTROS

"Todo comenzó a partir del sueño de crear una emisora que apoyara y proyectara nuestro ritmo, el merengue, luego que regresé de un viaje al exterior donde hice de presentador de los Toros Band y visitamos [...]

Copyright © 2015 SABOR A MERENGUE All Right Reserved.